Historia

Por el profesor de historia José María Díaz Luque

CREACIÓN DEL INSTITUTO

Nuestro Instituto nace por una orden ministerial de abril de 1955. Se crea como Instituto de Enseñanza Media y Profesional, Instituto laboral. Con el paso del tiempo sería el tronco común del que saldrían los Institutos Nacionales de Bachillerato y los Centros de Formación Profesional.

Los Institutos de Enseñanza Media y Profesional se habían creado por una ley de 1949 y empezaron a funcionar en el año 1950. En aquellos años existía solamente un tipo de bachillerato, muy elitista, que venía de la ley de 1938. Posteriormente, por la ley de Enseñanza Media de 1953, se estructura de manera diferente la Enseñanza Media apareciendo el bachillerato elemental y el bachillerato superior con sus respetivas reválidas, así como el curso preuniversitario.

Cada año, por orden ministerial, se creaban nuevos Institutos. En nuestra comarca el primero fue el de Écija. El Instituto de Marchena se creó, como ya hemos dicho, en 1955, último año en que se crearon Institutos Laborales en España. En la creación del Instituto Laboral de Marchena influyó de una manera decisiva la figura de D. Isidro de Arcenegui y Carmona, natural de Marchena y persona muy influyente en Madrid. Allí ejerció diferentes altos cargos en la Administración del Estado desde mediados de la década de los cuarenta del siglo XX hasta el final del franquismo. Entre otros el de subsecretario de Justicia Municipal y Consejero Nacional del Movimiento.

APERTURA DEL CURSO. La apertura del curso era un acontecimiento público de primer orden. En el Instituto se impartía una lección inaugural por parte de un profesor del mismo. En la foto aparece el que fue vicedirector durante varios años, D. Manuel Barrera Ortega, párroco de San Sebastián y profesor del Instituto.

Dentro de estos Institutos existían diferentes modalidades: marítimo –pesquera, industrial minera, agrícola – ganadera y, más tarde, administrativo.

Este Instituto nuestro sería de la modalidad agrícola – ganadera. Los estudios estaban configurados en dos tramos: bachillerato elemental, de cinco años de duración, y bachillerato superior, de dos años de duración. Al Bachillerato elemental se accedía a partir de los diez años previa superación de un examen de ingreso ante un Tribunal formado por Profesores del Instituto. Las pruebas de ingreso se celebraban en junio y septiembre de cada año académico. Solamente podían acceder a él los varones siendo así hasta 1965 en que se crea la Rama Administrativa que sólo podían cursar las niñas. Al terminar quinto curso y séptimo curso había que superar una prueba de Reválida, normalmente fuera de la localidad, para obtener el correspondiente título.

PRIMEROS PROFESORES Y PERSONAL DEL INSTITUTO. De izquierda a derecha: Dª Enriqueta Espejo y Pérez de la Concha, Dª Mercedes alamán, Dª Mª Luisa Vallés Fernández, Dª Mª Teresa Bárcena Terán, D. Manuel Fernández Pro, D. José Ramos Huertas (administrativo), D. José Ávila Morente (director) y Dª Consuelo Rodríguez Romero. En la foto solamente falta del primer claustro D. Manuel Barrera Ortega, párroco y profesor especial de Religión.

DIFERENTES UBICACIONES DEL INSTITUTO

Plaza de San Sebastián

Cuando se crea nuestro Instituto no contaba con locales propios. Comenzó a funcionar en la Plaza de San Sebastián, en un edificio cedido por la Hermandad de la Caridad (en su lugar se encuentra hoy una entidad bancaria y un bloque de pisos) acondicionado en sus dos plantas para las diferentes dependencias en un centro de esta naturaleza.

PRIMER LUGAR QUE OCUPÓ EL INSTITUTO LABORAL DE MARCHENA entre 1955 y 1962. Era un edificio propiedad de la Hermandad de la Caridad. Fue declarado en ruina en 1962.

Este local se habilitó para ubicar en él las clases, las oficinas y la Sala de profesores. Los Talleres del Instituto se habilitaron primero en la planta alta del propio edificio y a medida que el Instituto fue creciendo hubo de buscarse locales más apropiados para dicho cometido. En la modalidad de enseñanza que se implantó en Marchena en 1955 los talleres constituían un eje fundamental de la misma.

TALLER DEL INSTITUTO. En 1955 se ubicó en la planta alta del edificio. Luego pasaría a los locales de calle Huerta Gavira.

Por ello se buscó un lugar adecuado, fuera del Centro pero también cercano al Instituto. Así los Talleres estuvieron funcionando hasta 1965 en la calle Huerta Gavira, en un gran salón cedido por las Hermanas Lobo (hoy día es un bloque de pisos). Estos talleres contaban con maquinaria y herramientas de carpintería, metal y electricidad. Estaban atendidos por tres maestros de taller que actuaban simultáneamente con un mismo grupo de alumnos. Cada grupo de alumnos recibía simultáneamente la enseñanza práctica, pero dividido en tres subgrupos que trimestralmente rotaban por los tres espacios y los tres profesores. Además, al ser un Instituto laboral de la modalidad agrícola – ganadera, contaba con un campo de prácticas localizado en el llamado "Cerro La Horca", donde hoy día se sitúa la Barriada Ciudad Jardín, junto a la carretera de Paradas. Entre otro material se contaba con un tractor y herramientas apropiadas para las labores del campo pues en el mismo se sembraba anualmente diferentes plantas para hacerle un seguimiento en el tiempo, por parte de los alumnos del Instituto. Estaba atendido dicho campo de prácticas por un Profesor especialista y un capataz.

ALUMNOS DEL INSTITUTO CON SU PROFESOR. El profesor es D. Ramón Delgado Caballo, profesor de Ciclo Especial (Agricultura y Ganadería). Están recibiendo una clase práctica. Este profesor luego sería durante muchos años director del Instituto.

En estos locales provisionales funcionó el Instituto durante siete cursos completos, desde el curso 1955-56 hasta el curso 1961-1962. En 1962 se declaró en ruina gran parte del edificio y hubo que buscar una nueva ubicación para el mismo. Durante el primer trimestre del curso 1962-63, y mientras se acondicionaban unos nuevos locales provisionales, las clases se impartieron, precariamente, en algunas aulas del edificio en ruinas y en tres aulas de Senda Ancha (las que hoy día ocupan el Centro de Adultos "Fátima de Marchena").

Durante la mayor parte de franquismo se mantuvo la separación por sexos en la educación, algo tradicional desde la creación de los Institutos de Enseñanza Media, con la excepción del breve período de la Segunda República.

Por tanto, no hace falta decir que el Instituto Laboral de Marchena, como todos los de esa época, era masculino. Las niñas no van a poder estudiar Enseñanza Media oficial en un Instituto público durante los diez primeros años.

Calle San Francisco, entre la esquina con calle Jamalla y callejón sin salida

En enero de 1963 comienzan las clases en un nuevo local provisional situado en la calle San Francisco, 22. En este edificio funcionó el Instituto durante los cursos académicos 1962-63, 1963-64 y 1964-65. Las clases eran pequeñas y totalmente inadecuadas para impartir una docencia mínimamente aceptable.

En los tres cursos que hemos citado siguió funcionando el local de la calle Huerta Gavira como Talleres, el campo de prácticas en el "Cerro La Horca" y el campo de fútbol del Marchena Balompié como lugar donde impartir la Educación Física. Este campo de fútbol estaba situado en lo que hoy día es la Barriada de Andalucía II.

A la vez que se estaba impartiendo docencia en estos locales provisionales se están realizando las gestiones a nivel municipal, provincial y estatal para dotar al Instituto de un nuevo edificio. Después de varios años, y de dudar entre varias ubicaciones, se decidirá construirlo en la que hoy es Avenida del Maestro Santos Ruano (entonces Avenida del Generalísimo).

Avenida. Antigua Avenida del Generalísimo, hoy Avenida Maestro Santos Ruano

En octubre de 1965 se inauguró el nuevo Centro con la asistencia de autoridades nacionales, provinciales y locales. Asistieron entre otros el Ministro de Educación Nacional D. Manuel Lora Tamayo, D. Isidro de Arcenegui y Carmona y el alcalde D. Francisco Aguilar Morales. En su fachada principal aparecía el nombre del mismo: "Instituto Técnico de Enseñanza Media y Profesional".

INAUGURACIÓN DE LOS NUEVOS LOCALES DEL INSTITUTO EN LA AVENIDA. Octubre de 1965. A la derecha y fuera de la foto los alumnos estaban formados por grupos, desde primero hasta quinto. Entre las personalidades el alcalde D. Francisco Aguilar Morales y el Ministro de Educación Nacional D. Manuel Lora Tamayo.

Este curso 1965-66 se produce una novedad digna de mención: van a poder estudiar las niñas el bachillerato laboral administrativo. Comoquiera que niños y niñas no pueden estudiar juntos se tiene que buscar unos locales donde poder ubicar a las niñas. El sitio que rehabilita para que las niñas puedan estudiar oficialmente el Bachillerato administrativo será Santa Isabel. En Santa Isabel estuvieron las niñas estudiando hasta el curso 1969-70 en que se permitirá la enseñanza mixta y continuaron sus estudios en los locales donde estudiaban los niños, en la Avenida.

Como es lógico pensar el Profesorado era el mismo para las niñas que para los niños por lo que los Profesores tenían que desplazarse de un lugar a otro para impartir docencia. Con el paso de los años se podría estudiar en Marchena tanto el Bachiller Elemental como el Bachiller Superior. Al poco tiempo se aprueba la Ley General de Educación de 1970, también conocida por ley Villar Palasí y se reforma la Enseñanza en sus diferentes tramos. En el caso de la Enseñanza Media se abren dos vías para el alumnado que termina la Educación General Básica en los Colegios. Por una parte se podrá estudiar Bachillerato Unificado y Polivalente (BUP), en los Institutos Nacionales de Bachillerato, o Formación Profesional de Primer y Segundo Grado en los Centros de Formación Profesional.

ALUMNOS Y ALUMNAS DEL PRIMER CURSO MIXTO DEL INSTITUTO. Aparecen junto al profesor D. José Martos Hierro.

Ahora se plantea un nuevo problema. Se autorizan las dos enseñanzas para nuestro pueblo pero no se dispone de locales adecuados para ambas. Deberá pensarse en un nuevo centro para una de las dos enseñanzas. Digamos que en un principio el centro matriz lo sería de bachillerato, y la formación profesional dependió durante varios años del Centro de Formación Profesional de Arahal.

Finalmente se decidió por parte de las autoridades educativas que los locales del Instituto ubicado en la Avenida reunían mejores condiciones para la Formación Profesional al contar con unos magníficos talleres y que había que construir un Instituto Nacional de Bachillerato de nueva planta. Así se hizo: la formación profesional desarrolló su actividad docente en dichos locales hasta que en la década de los noventa se trasladan a su actual sede en la zona conocida por "El Barranco", ya como Instituto de Educación Secundaria. Del antiguo tronco común de la Enseñanza Media y Profesional nacida en 1955 en Marchena surgen dos ramas con un mismo objetivo: ofrecer una enseñanza de calidad adaptada a los nuevos tiempos.

Cerro La Leva

En 1975 se inauguró el Instituto Nacional de Bachillerato en los locales que actualmente ocupa al final de la calle Compañía, en el conocido como "Cerro La Leva". Heredó el nuevo centro todo el archivo y la historia de la enseñanza media pública desde 1955.

Durante todo el tiempo que transcurre entre 1955 y 1975 el Instituto no tenía un nombre específico. Fue Instituto de Enseñanza Media y Profesional, Instituto Laboral; más tarde Instituto Técnico de enseñanza Media y Profesional; luego el tronco común se bifurca en dos ramas.

ACTUAL SEDE DEL INSTITUTO ISIDRO DE ARCENEGUI. Se observa ya después de varias remodelaciones y ampliaciones. La foto es de los primeros años de la actual década.

La legislación y la administración educativa urgen para que se decida por parte del Instituto el que se proponga un nombre para el centro nuevo. Será durante el curso 1974-75 cuando se realice este proceso y se barajaron varios nombres. Finalmente se decidió el que tiene en la actualidad: "Isidro de Arcenegui y Carmona" en honor de la persona que en esos momentos tenía mayor influencia en Marchena y que más había influido en que la enseñanza media pública fuese una realidad en los años cincuenta del siglo XX.

Documento sin título